El regreso: Tarta de acelga y tres quesos en masa de quinoa

27 Flares Twitter 0 Facebook 27 Email -- Filament.io 27 Flares ×

20130731-220847.jpg

Relanzo este abandonado blog con una confesión: Amo los carbohidratos. Los amo con locura. Y aún más, me gusta el carbohidrato refinado, aquel de la harina blanca, bien blanca y bien fina.

El pan batido de mi amado Valparaíso, crujiente y calientito enfrentándose a una paila de huevos de campo fritos, el pan amasado recién salido del horno con la mantequilla derritiéndose sobre las miguitas humeantes, el cachito de la empanada de horno, la masa de hojaldre que deja los dedos brillantes, y como no mencionarlo, los tallarines con salsa que hace mi mamá.

Sin embargo, a estas alturas ya todos sabemos que debemos moderar la ingesta de dichos manjares y procurar incluir en nuestras dietas alimentos integrales y legumbres. Destacando, por cierto, en las reglas de la correcta alimentación, el consumo mesurado de carbohidratos (buuuuuuu).

Afortunadamente, mi amor por la comida es vasto y acogedor. Rápidamente me enamoré del arroz integral, el trigo integral, la cebada, y muchos otros granos y leguminosas. Representa además, un desafío realizar preparaciones creativas que ayuden a equilibrar la alimentación.

Fue así como comencé a incluir la quinoa. Posee un alto contenido nutricional, en fibra, y tiene una carga glucémica inferior a los granos como arroz y trigo refinados e integrales (“carga” al organismo con menos carbohidratos). Puede prepararla igual que el arroz, usarla en sushi, o usarla como base para tartaletas, que es la receta de hoy.

Receta

Ingredientes para la masa

  • 2 tazas de quinoa. De preferencia integral y agroegológica (libre de pesticidas).
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Agua fría necesaria para dar consistencia
  • 1/2 cucharadita de polvos de hornear
  • 1 cucharadita de sal de mar

 

Ingredientes para el relleno

  • 1 atado grande de acelgas cocidas y picadas finamente (cuidado con cocerlas mucho! Deben quedar verdecitas)
  • 1 taza de queso ricotta (en la Vega Central venden el kilo a 3900. Local que se encuentra en la entrada principal, en toda una esquina en el pasillo que está más al oriente )
  • 2 cucharadas colmadas de queso parmesano rallado.
  • 2 cucharadas de queso de cabra rallado o picado
  • 2 huevos
  • 2 chalotas finamente picadas (o media cebolla pequeña)
  • Sal de mar
  • Pimienta

 

Procedimiento

  1. El dia anterior, o varias horas antes: Lave la quinoa (siempre). Esta posee saponina y déjela secar
  2. En la juguera, muela la quinoa hasta que quede como una harinilla. Ojo que a veces la juguera se calienta, así es que vaya dando vueltas la quinoa (con la juguera apagada!) con una espátula, deje reposar la juguera y vuelva a moler. Yo estuve así como 15 minutos. No importa que queden granitos enteros. Tiene que quedar como una harina gruesa con algunos granos (foto)
  3. En un bowl mezclar la quinoa, aceite, sal, polvos de hornear. Incorporar agua fría de a poco hasta formar una masa que permita formar una bola con las manos. Como en la foto.
  4. Aceitar el molde. Yo use un molde de 30 cm y dos pequeños de 10 cm. Tomar un poco de masa y esparcir en el molde para cubrir un sector, lo mismo se hace ene veces hasta cubrir el molde completo. La masa queda un poco pegajosa, por lo que al ir forrando el molde debes mojar un poco la palma y los dedos. Una vez listos,apartar.
  5. Para el relleno mezclar la acelga, los quesos, chalotas, huevos, sal y pimienta hasta que quede homogéneo
  6. Rellenar el molde con la mezcla y hornear a horno moderado por 40 minutos aproximadamente. Debe quedar firme el relleno y un poco dorado. Si quiere gratinar puede agregar un poco más de parmesano en la superficie y ponerlo a horno fuerte los últimos minutos
  7. Desmoldar. La masa queda firme, por lo que soporta el peso del relleno sin problemas. Tampoco tuve problemas en desmoldar.
  8. Servir calientito

Con cariño,

Claudia

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *