Pejerreyes Falsos

37 Flares Twitter 0 Facebook 37 Email -- Filament.io 37 Flares ×

Pejereyes falsos2

Si, así como lo lee. Pejerreyes falsos también conocidos como Pencas Rebozadas en la literatura española. Son los tallos de las acelgas, pasados por un batido de huevo y fritos, así de simple. Cuando lo escuché por primera vez, mi expresión fue exactamente esta: 0_o

Raro, y fome, pensé. ¿El tallo solo y frito?. Sin embargo una parte de mi siempre quiso hacer algo más con tantos tallos de acelgas que sobraban de los guisos y sopas. Por lo general solo uso parte del tallo en mis preparaciones y cuando estos son muy grandes los descarto. Así es que un día me animé a prepararlos. Mi primer pensamiento luego del primer bocado fue: ¿donde estuvieron toda mi vida?? son espectaculares! El tallo se transforma en algo crujiente, enjundioso, lleno de sabor y textura. Perfecto acompañamiento y también puede ser la estrella de una comida, acompañado de ensaladas y arroz por ejemplo (o un guiso de acelgas!)

Mi amiga, @cocinartechile, quien es una verdadera experta en cocinas chilenas y cocinas en general,  me dio la receta de esta maravillosa y económica preparación. Acá vamos.

Ingredientes

Aclaro que en este punto daré algunas medidas generales que tendrán que ajustarse dependiendo de la cantidad de tallos que quieran freír. Yo prepare cerca de 20 tallos más bien pequeños.

  • Tallos de acelga, limpios
  • 1 atado de ciboullete picado finito
  • 1 diente de ajo grande picado finamente
  • Sal
  • 2 huevos
  • Harina
  • Aceite para freir
  • Bowl con papel absorbente para ir dejando los pejerreyes fritos

Procedimiento

  1. Remoje los tallos de acelga en agua hirviendo por 1 minuto (a eso le llamamos blanquear). Queremos que queden un poco suaves pero que no pierdan su textura crocante al centro.
  2. En un bowl (no muy pequeño, recuerde que tendrá que pasar los tallos por el batido), prepare el batido con 2 huevos, ciboullete, sal y el ajo picado. Revuelva todo hasta tener una mezcla homogénea.
  3. En un plato grande disponga suficiente harina. Vamos a pasar los tallos por harina antes del batido.
  4. Caliente el aceite. Como esto es algo bien rápido, y solo tendrá que cocerse el batido, puede estar a un fuego medio-alto.
  5. Cuando el aceite esté listo, tome un tallo, páselo por harina y procure dejarlo completamente “empolvado”. No tiene que quedar una capa gruesa de harina ni nada, pero tiene que quedar entero pasado por harina. De esta manera el batido se adherirá de mejor manera al tallo
  6. Pase el tallo enharinado por el batido y de inmediato fríalo. Repita esta operación.
  7. Ponga mucha atención en la fritura, mi recomendación es que fría máximo 5 tallos a la vez para que no se le quemen y no pierda atención en los tallos que se encuentran en el aceite.
  8. Una vez dorado, escurra muy bien los tallos y póngalos en el bowl con papel absorbente.
  9. Servir caliente
  10. Variaciones: Otra amiga me comentó que en su casa los hacían también rellenos (yo no lo he probado, pero es mi próxima meta). Se ponía una lámina de queso, o queso más una lámina delgada de tomate entre dos tallos (imagino que serán de los tallos más grandes para lograr esto). Luego, el “sandwich” de tallos-queso se pasaba por la harina, y finalmente el batido. Como les decía yo no lo he hecho, pero me tinca muchísimo y estoy segura de que quedan buenísimos también. Acá encontré un ejemplo
  11. Otra variación es con las verduras. En lugar de hacerlo con tallos de acelga también se pueden hacer con berenjenas (y otras verduras imagino)

Bueno, espero que les guste. Es una receta muy sencilla, y me encantan!

Con cariño,

Claudia

2 thoughts on “Pejerreyes Falsos

  1. Delicioso! Te pasaste! Aproveché los tallos del guiso que hice y magia… La mejor forma de aprovechar los tallos, que toda la vida boté. Ahora pienso en los miles de tallos eliminados, que en mi cabeza se convierten en mil formas maravillosas de comida, con esta base espectacular.
    Anoche cenamos los pejerreyes falsos con el guiso, pero quedaron para hoy, así que mi marido me sorprendió cuando tomó un par de éstos y les puso queso entre medio y luego los bañó en salsa de tomate y algo de orégano y al horno… Te mueres como quedó!
    Gracias nuevamente por compartir tus maravillosas recetas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *